Las abejas y la Luna

Las abejas y la Luna

Apicultura

Las abejas son muy sensibles a las influencias lunares y su ritmo está marcado de forma natural según los ciclos de la luna. Como en la actividad de la planta, se encontró que los aumentos de actividad de las abejas en la luna creciente alcanza su máximo en el momento de la luna llena, también es el momento óptimo y de más importancia del enjambre.

Pero si las abejas van al son de los ritmos lunares, en realidad son las constelaciones la principal influencia en la vida de las abejas y la miel de la cosecha. Con más precisión podemos decir que la influencia de la Luna asociada a las constelaciones es la que impacta en la vida de las abejas en general.

Del mismo modo que después de la labranza el suelo se reorganiza siguiendo las influencias cósmicas del momento, la colmena cuando se abre absorbe las energías cósmicas del momento y las abejas deben reorganizarse a continuación siguiendo estas influencias. Así, según los diferentes tipos de constelaciones del momento (Fuego, Tierra, Aire, Agua), la colmena incorporará una energia beneficiosa o perjudicial para el equilibrio de las abejas.

Por tanto, es esencial para cualquier trabajo en una colmena elegir cuidadosamente el momento en el que realizar las labores, con el fin de mantener el equilibrio orquestado por las abejas en su colmena.

Cada uno de los tipos de Constelaciones impactan de manera diferente en las abejas, por ejemplo: para estimular la producción de miel se optará por la Constelaciones fuego, pero vamos a elegir la Constelaciones Aire para promover el desarrollo de las crías; para que la miel no fermente evitaremos las Constelaciones Agua; y las Constelaciones Tierra son propicias para el instinto constructor pero la miel cosechada en este momento se enfriará más rápido ...

luna abeja

Ver todas de Apicultura Ver todas